jump to navigation

web por la vida


23 Marzo 2012

ha | Entrevista al Dr. Rodríguez, fundador de ginecólogos DAV

18:10 | Aborto, Derechoavivir.org, Fecundacion in vitro, Ginecólogos por el Derecho a Vivir, PDD, anticoncepción, eugenesia | Trackback

Uno de los referentes provida en España, el doctor Esteban Rodríguez Martín, fundador de Ginecólogos por el Derecho a Vivir, explica las razones por las que se presenta a las elecciones al parlamento andaluz.

REDACCIÓN HO.- Fue el primer médico objetor de conciencia en España; se ha enfrentado al sistema sanitario público andaluz, controlado por abortistas; ha estado en la lucha por la defensa del derecho a vivir desde el principio y ha puesto su trabajo a disposición de la vida. Ahora el doctor Esteban Rodríguez Martín ha decidido dar un paso más en su defensa de la vida: quiere hacerlo también desde la política. Y para ello se presenta a las elecciones al parlamento andaluz en la lista por Jaén del partido Familia y Vida.

¿Por qué se presenta a las elecciones?

Porque no encuentro ninguna opción política que me represente. Porque mis ideales, mis convicciones y mis prioridades en defensa de la vida y de la familia que muchos ciudadanos comparten como medida para superar la crisis, no están contundentemente amparadas por ninguno de los partidos mayoritarios con opciones gobierno. Porque creo que hay que dar la oportunidad a los andaluces de poder votar sin tener que taparse la nariz votando a una opción que respete esos principios que no son negociables.

Creo que es necesario que allí donde se toman las decisiones los que no tienen voz puedan hacerse oír. Juan Molina, número uno por las listas de FyV, me pidió que formarse parte para poder formar una candidatura y decidí ayudarle y aceptar porque, en conciencia, no había podido votar a ningún partido en las anteriores elecciones debido a la falta de compromiso a la hora de proteger el derecho más fundamental de todos: el derecho a vivir.

Me pregunto si no estamos condenados al fracaso cuando decidimos defender nuestros valores en la política y para ello no vemos más camino que los partidos que nunca alcanzan representación. ¿Estaremos equivocando el camino?

Yo creo que el camino de la política no es el único camino y además no es incompatible con otros emprendidos por la sociedad civil, pero es necesario que en los parlamentos y en los órganos legislativos se escuche la voz de quienes no tienen complejos para defender la dignidad de la vida humana y de la familia natural que tantas amenazas han sufrido en los últimos años del proyecto Zapatero.

Háblenos de su trayectoria profesional provida.

Me sabe mal hablar de mi mismo en este sentido, pero le diré que hace cuatro años me vi envuelto en la necesidad de defender mi derecho a la libertad de conciencia en los tribunales cuando mis superiores trataron de violentarlo al pretender obligarme a cooperar en las políticas andaluzas de selección prenatal encaminadas a facilitar la destrucción de las personas discapacitadas. Esto fue antes de que al Partido Socialista se le ocurriera imponer la ideología de género de los derechos reproductivos mediante una ley. A partir de ese momento tomé conciencia de que debía hacer algo más en defensa la vida de todas esas personas que estaban siendo aniquiladas antes del parto con la complicidad del Estado.

Por vocación profesional y compromiso con la deontología siempre había sido contrario a cooperar en la destrucción de la vida en gestación, pero ese acontecimiento me hizo darme cuenta de la tiranía y la opresión en la que estábamos envueltos a consecuencia de unas ideologías que habían conseguido instalarse en los poderes del Estado y que nos convertían a los médicos en cooperadores y facilitadores en semejanza con los médicos que fueron juzgados en Nurenberg.

En consecuencia empecé a colaborar como rescatador con todas las asociaciones que ayudan a la mujer en Andalucía, fui vocal de la primera junta directiva de Redmadre Cádiz y actualmente soy consejero y corresponsable de la delegación de Algeciras. También atiendo casos derivados de Línea de atención a la Mujer (LAM) y de la Fundación Madrina de Sevilla.

Poco después junto con Luis Chiva y gracias a la plataforma que nos brindó HO-DAV, pudimos fundar Ginecólogos DAV, un grupo profesional de obstetras comprometidos con el derecho a vivir, la verdadera salud sexual y reproductiva de la mujer, la defensa de la deontología médica y de la libertad de médico como agente moral libre.

Desde Ginecólogos DAV tratamos de ejercer una labor de concienciación social, de ayuda directa a la mujer en dificultad y de establecer una plataforma que pueda defender la auténtica deontología médica en el ámbito sanitario. Desde entonces también soy miembro de ANDOC (Asociación para la Defensa de la Objeción de Conciencia) y presentamos en el Consejo de Europa en Estrasburgo un informe sobre las vulneraciones de la libertad de conciencia de los médicos en España.

También por medio del Centro Jurídico Tomás Moro y junto a otras entidades fui el único médico que con nombre y apellidos presentó un recurso de amparo ante el TC frente a la ley abortista del Gobierno de Zapatero.

En múltiples conferencias e informes hemos denunciado las iniquidades de Consejo de Bioética de España creado ad hoc por el gobierno Zapatero y la sumisión de la Organización Médica Colegial, que modificó el Código de Deontología Médica sólo tres meses antes de que el Partido Socialista abandonase el Gobierno, y en el que se ha dado cabida a las ideologías de los derecho reproductivos y de la regulación de las conciencias de los médicos.

Para ello hemos fundado la Oficina del Defensor del Sanitario (ODS) en la que se tramitan las quejas de los colegiados que han visto privados de su derecho a conocer y decidir en un asunto de la importancia de un código que modifica sus derechos y deberes profesionales.

Díganos que medidas propondría si consiguiera un acta de diputado en el parlamento andaluz.

Una dotación efectiva para la ley de dependencia.

Una protección efectiva de la maternidad con ayudas reales a la mujer y a las familias ante un embarazo en dificultad y para las familias numerosas.

Oposición a la financiación con dinero público la destrucción de la vida en el ámbito sanitario en tanto que no dispongamos de una ley que proteja el derecho fundamental a la vida de todo concebido.

Oposición a la promoción un modelo de sexualidad basado en la subvención y reparto de preservativos, mapas del clítoris, embriocidas gratuitos y promoción del aborto como se ha estado haciendo en Andalucía durante la última legislatura, despilfarrando un dinero que podría ser empleado en cuestiones más productivas.

La derogación del Plan de Genética de Andalucía y del Programa Andaluz de Cribado de Anomalías Congénitas (PACAC) hasta que la vida de los pacientes embrio-fetales, en especial la de los síndrome de Down, tuviese el mismo grado de protección que después del parto.

La derogación de la ley de muerte digna de Andalucía, que fue votada a favor por el Partido Popular para adaptarnos a la reciente resolución del Consejo de Europa.

La oposición a cualquier intento de regular por ley la conciencia de los profesionales de la salud ante cualquier proceso que implique la destrucción de la vida de cualquier ser humano sin discriminaciones por motivos de edad o de salud, desde que empieza su vida con la fecundación hasta su muerte espontánea.

Una propuesta de ley que impidiera a los políticos hacer leyes contrarias a la deontología profesional y a los médicos la creación de códigos deontológicos sin observar con escrupuloso respeto la ley de procedimiento administrativo ordinario.

Derogar cualquier forma de discriminación de los médicos y demás personal sanitario que los obligue a declararse objetores y registrarse en listados.

Háblenos de las diferencias entre política activa y activismo cívico.

La única diferencia que yo veo es que el activismo cívico trata de concienciar a la sociedad civil de la necesidad de proteger los derechos fundamentales ante las tentaciones totalitarias de los Estados, para luego influir en los políticos. Y que la política activa trata de llevar el mensaje directamente a los lugares en los que se decide.

¿Cree que desde un partido extraparlamentario puede hacer algo por el fin del aborto?

No, difícilmente se podrá hacer algo desde un partido político, aparte de activismo cívico, si no consigue entrar en el parlamento.

¿La situación del aborto en Andalucía es distinta del resto de España?

En Andalucía hemos soportado un régimen que no ha cambiado desde que murió Franco, la corrupción estructural que se está poniendo de manifiesto en estos tiempos también la ha padecido su sistema sanitario. El adoctrinamiento ideológico desde la Escuela Andaluza de Salud Pública ha sido brutal en los últimos años. La perspectiva de género promovida activamente por Consejería de Salud y sus satélites infecta todos los ámbitos de la sanidad andaluza. Se considera como buena práctica que los profesionales de la salud faciliten el aborto y serán evaluados por ello en sus objetivos, lo cual implica una repercusión en sus salarios.

En Andalucía se han declarado en último año más de 20.000 abortos, casi todos ellos se ceban en las clases más desfavorecidas; inmigrantes, chicas jóvenes y de bajo nivel de formación. Desde el año 2001 al 2011 han sido destruidos en el sistema sanitario andaluz 5.095 personas en gestación bajo la excusa del riesgo fetal gracias a la extensión del PACAC -Programa andaluz de cribado de anomalías congénitas-. La destrucción y manipulación de embriones humanos gracias al Plan de Genética alcanza dimisiones escandalosas.

La información oficial que se incluye en el sobre cerrado que reparte el Servicio Andaluz de Salud es sesgada desde el punto vista científico minimizando las consecuencias de la intervención y eliminando cualquier referencia a la vida de la persona en gestación. En dichos sobres se hace propaganda explicita de los centros abortistas.

La “sanitarización” de la muerte intencionada es una realidad en Andalucía, que dudo mucho que Arenas tenga la valentía de frenar con todas sus consecuencias.

¿Qué hará usted si no resulta elegido? ¿Seguirá en política?

Probablemente no, pero Dios dirá qué apasionantes planes y misiones tiene para mi vida. Seguiré haciendo lo que he hecho hasta ahora, es decir, trabajar como ginecólogo, tratar de evitar tantos abortos como me sea posible porque es un acto médico de gran dignidad que salva vidas y evita daños en la salud de la mujer. Seguiré escribiendo, dando conferencias y publicando en cuestiones relacionadas con la bioética y la deontología. Seguiré en el activismo cívico mediante una resistencia pacífica. Y sobre todo dedicándome a mi familia y a mi comunidad.

Habrá quien piense que es más efectivo meterse en el PP y trabajar desde dentro que integrarse en una lista en la que apenas hay posibilidades de salir.

Esto es como si le preguntaran a Rosa Díez si no habría sido mejor que tratara de cambiar el PSOE desde dentro en vez de crear un partido que tenia muy pocas posibilidades de salir. Pero sí, hay mucha gente en el conservadurismo de la derecha política partidaria del “entrismo”. Es decir de tratar de cambiar al PP desde dentro.

Yo, sin embargo, creo que el PP no es libre, tiene demasiados intereses y su postura es ambigua en demasiadas cuestiones fundamentales, algunas personalidades comprometidas con estas cuestiones, como Mayor Oreja, tampoco han conseguido cambiar desde dentro al PP.

Para mí sería prácticamente imposible que el PP me fichara y aun así tendría que hacer de tripas corazón en muchas cuestiones, me vería obligado a tomar decisiones en conciencia como la que tomó María San Gil abandonado el PP.

Con los gobiernos de Aznar tuvieron la legitimidad democrática para derogar la ley que González impuso con la ayuda de las minorías de NaBai, el PCE y Convergencia, y sin embargo durante su mandato se eliminaron en España más medio millón de personas durante su gestación.

Ahora la idea es volver a esa ley o a una similar y si acaso dar alguna ayuda más a la mujer. La actual ley de reproducción asistida que supone la destrucción de miles de embriones humanos fue obra de Ana Pastor y Arenas votó a favor de la ley de muerte digna de Andalucía.

Sobre la eugenesia preimplantacional, el aborto eugenésico y en concreto sobre selección y destrucción prenatal de los síndromes de Down, no se han pronunciado. El Ministerio de Sanidad se plantea volver a implicar a los médicos en la prescripción de fármacos cuya seguridad sobre el concebido no está demostrada, como la PDD y otros, como los DIUS en los que sí está demostrada, y que se siguen financiando y prescribiendo.

Yo creo que cambiar el PP desde dentro es tarea imposible. Es un partido que incluso se ha cuestionado eliminar el humanismo cristiano de sus estatutos: más le valdría haberlo hecho para no seguir causando escándalo. Yo creo que el PP y España necesita un partido que pueda hacer oposición al PP y a la vez en el que se pueda apoyar para sacar adelante políticas que protejan a la familia y la vida.

Creo que los españoles nos merecemos poder votar a una opción política en paz y sin tener que taparnos la nariz. Y Familia y Vida representa, entre otras opciones, una oportunidad para poder hacerlo. Familia y Vida es un partido modesto, pobre y humilde, pero que tiene esperanza en que algún día en España se respete el derecho a vivir de todos desde que sus vidas empiezan como dice nuestra Constitución, y que sea el primer país occidental en dar cumplimiento al artículo 6 de la DUDH : todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

Entrevista realizada por M. Vidal

Comentarios de los lectores:

1. Avelino | 23 Marzo 2012 | 18:33

Todos los partidos pro-vida deberían haberse unido en una plataforma única. Ir separados es hacer el tonto para no obtener representación.
Votaré a AES porque lleva en su programa, además, la unidad de España.
Les deseo a todos mucha suerte.
Las asociaciones en defensa de la vida tendrían que haber intervenido para que todos los partiditos que defienden la vida se unieran en una gran plataforma