jump to navigation

web por la vida


26 Marzo 2013

ha | Estoy orgullosísima de mi hijo tal y como es

20:51 | eugenesia | Escribe un comentario

Nacido en diciembre del año pasado, Jeremy es el último niño incorporado a Arsido después de que también le hubieran detectado hidrocefalia

Larioja 21.3.13 Cuando Zaida supo que estaba embarazada tuvo uno de esos presentimientos que experimentan la madres: su hijo sería especial. A las 14 semanas de gestación, la ginecóloga le confirmó su pálpito, pero en un sentido bien distinto al que preveía. La prueba del pliegue nucal y la amniocentesis posterior confirmaron que el bebé tenía síndrome de Down. A Zaida, nacida hace 36 años en Colombia aunque afincada en La Rioja desde hace más de una década, no le dolió tanto el anuncio como la forma en la que se lo comunicaron. «La doctora me dijo fríamente, sin más, que lo mejor era abortar», rememora ahora con Jeremy amarrado a su pecho dando cuenta de su toma vespertina.

Rechazó la proposición nada más escucharla. El apoyo incondicional de su marido Javier y del resto de los hermanos -cinco fruto de las anteriores relaciones de cada uno, y otro de siete años en común- le animaron a seguir adelante alentada también por una inquebrantable convicción personal. «Soy mormona, pero es una decisión que no tuvo que ver tanto con la religión como con un concepto de la vida por el que considero que no puedo renunciar a lo que me toca en cada momento». Lo que le tocó a los cinco meses de embarazo fue otra noticia lapidaria: Jeremy sufría hidrocefalia. Y, de nuevo, el consejo de la ginecóloga fue renunciar al niño. «Una vez asumido que el bebé tenía Down y recabar muchísima información a través de Arsido, sus hermanos pequeños querían ver la ecografía y los llevé conmigo a la consulta», recuerda Zaida. «Allí, delante de ellos, la médico me dijo otra vez sin inmutarse que el niño venía muy enfermo y debía abortar… Salí de allí con las piernas temblando, apoyada en el hombro de mis pequeños».

Jeremy nació el 13 de diciembre en contra de aquellos especialistas y alguna voz que le tachaba de loca. Su hidrocefalia resultó mínima, las complicaciones cardíacas generalmente asociadas a estos niños se limitaron a un pequeño soplo ya corregido y es aficionado a sonreír constantemente. «No conozco como es su llanto», confiesa el padre mientras los hermanos juguetean con Jeremy, al que han apodado ‘ardilla’ por cómo se mueve y responde a sus arrumacos. Simplemente verle es un «regalo» que, además, le ayuda a sobreponerse a la fibromialgia que ella padece. «Ni vergüenza ni temor, estoy orgullosísima de mi hijo tal y como es», sentencia asumiendo que su desarrollo intelectual será más lento, pero su integración absoluta. Por el respaldo que siente de su entorno, y también por la ayuda y la confianza que le presta Arsido desde que supo que Jeremy estaba en camino y ya nada iba a pararle.


18 Marzo 2013

ha | Un equipo investigador español confirma en París el carácter abortivo de la PDD

21:33 | PDD | Escribe un comentario

El riguroso estudio del investigador Emilio J. Alegre del Rey en el Congreso Europeo de Farmacia Hospitalaria demuestra que es falso que la PDD tenga solo efecto anovulatorio


REDACCIÓN HO.- Con motivo del Congreso Europeo de Farmacia Hospitalaria que acaba de terminar en París el investigador y farmacéutico Emilio Jesús Alegre del Rey ha presentado un riguroso trabajo (Informe sobre la píldora del día siguiente) que cuantifica los mecanismos de acción de la llamada píldora del día siguiente (PDS) -también conocida como Píldora del Día Después, PDD- y su eficacia global. La presentación de este trabajo supone una clarificación de los mecanismos de acción de la píldora, tomando para su estudio los datos de la última revisión sistemática existente realizada en el 2011.

En síntesis, el trabajo clarifica que la PDD:

Evita la ovulación, pero solo lo consigue de forma significativa si se toma al menos dos días antes de que ésta vaya a tener lugar. Así que, si éste fuera el único mecanismo de acción), sería imposible reducir mucho la probabilidad de embarazo, puesto que el día de la ovulación y el anterior constituyen la fase de máxima fertilidad del ciclo.

La PDD reduce la probabilidad de embarazo, y resulta que es, como mínimo, el 65%. Así hemos podido estimar, sobre la base de trabajos previos que, al menos el 35% de su efecto -y puede que el 50%-, lo ejerce por acciones posteriores a la fecundación. En definitiva, eso significa que la PDD produce en muchos casos un aborto precoz porque elimina un embrión.

El estudio demuestra que es falso que la PDD tenga solo efecto anovulatorio, es decir que impida la ovulación porque el efecto anovulatorio ya no funciona en el día previo a la ovulación; por ello entran en acción los mecanismos post-fecundación. Pero, incluso en los días anteriores (-2 a -4), aunque casi siempre se consiga parar la ovulación, no siempre es así. Y cuando no se consigue, se producen otras alteraciones que podrían impedir la implantación. Eso sin contar que distinguir si a una mujer le falta 1 día o 2 días para ovular no parece muy realista en la práctica clínica.

Este estudio debería modificar la última valoración de la Federación Internacional de Sociedades de Ginecología y Obstetricia (FIGO) que negaba el efecto abortivo de la PDD basándose en estudios en animales, cuyo ciclo no tiene nada que ver con el de la mujer, y en el trabajo del grupo de Noe, que analizaba 35 mujeres que tomaron la PDD en fase postovulatoria, sin realizar análisis estadístico. El estudio presentado en París demuestra el efecto post-fecundación, por lo que la FIGO debería actualizar sus conclusiones.

Sobre si la probabilidad de embarazo se reduce como mínimo en dos tercios tras recibir la PDD, el estudio demuestra que, tras una relación sexual, la toma de la PDD reduce al menos en un 65% (aproximadamente dos tercios) la probabilidad de embarazo. Y otro hecho comprobado es que, sin embargo, disponer de la PDD, incluso facilitarla sin receta para que se use más, no reduce los embarazos imprevistos en la población. Es algo bien conocido en la comunidad científica; la explicación de esta paradoja se desconoce; algunos autores piensan que puede ser debido a que tener un «plan B» puede inducir a aceptar mayores riesgos en el comportamiento sexual, sobre todo en los jóvenes. Por tanto, estamos produciendo abortos precoces, exponiendo a miles de mujeres a reacciones adversas y gastando recursos para nada, excepto para beneficiar económicamente a una empresa.

“La disponibilidad de la PDD atenta contra la vida de los embriones aún no implantados, supone riesgos para las usuarias, carece de beneficios en términos de reducción de la tasa de embarazo imprevisto y aborto provocado, y ocasiona un gasto superfluo. La expansión actual de la disponibilidad de este producto hormonal, sabiendo que ésta aumenta su utilización pero no aporta beneficios y sí riesgos, parece una decisión contradictoria desde el punto de vista de la salud pública, además de las consideraciones éticas”, concluye el estudio.

Como explica la Dra. María Alonso, coordinadora del Área de Medicina de Profesionales por la Ética, «la investigación de Emilio J. Alegre implica consecuencias bioéticas evidentes ya que al tener la PDD un efecto abortivo, debemos afirmarlo con claridad. En España se sigue dispensando sin límite de edad ni prescripción médica, lo cual resulta una barbaridad desde el punto de vista médico y bioético».


15 Marzo 2013

ha | El experto psiquiatra, Dr. Gurpegui, intervino con la exposición ‘Complicaciones psiquiátricas del aborto’

11:58 | SPA | Hay un 1 comentario

La ley Zapatero no libra a las mujeres afectadas de esa experiencia traumática, en la que ellas son parte activa y parte pasiva. A mi modo de ver, mujeres y hombres son víctimas de esa y de otras consecuencias de trivializar la actividad sexual



El experto psiquiatra, Dr. Gurpegui, intervino con la exposición ‘Complicaciones psiquiátricas del aborto’. Responde a las preguntas de DAV
¿Qué entendemos por síndrome postaborto?
Es un término coloquial, como el “síndrome de Vietnam”, que a mí no me gusta usar. Se refiere a un trastorno de estrés post-traumático desencadenado por un aborto inducido. Ni siquiera es la más frecuente de las complicaciones psiquiátricas del aborto, que incluyen otros trastornos de ansiedad y trastorno depresivo. En sentido más amplio podría referirse a cualquier complicación psiquiátrica del aborto. Pero el “síndrome postaborto” no tiene validez en la ciencia de diagnosticar (nosología).
Creo que defendemos mejor el derecho a la vida apoyándonos en conceptos que tengan solidez científica. Por ejemplo, que nadie ha podido demostrar efectos beneficiosos de practicar un aborto para la salud mental de las mujeres afectadas.

¿Qué complicaciones o males conlleva el aborto para la mujer, desde el punto de vista psiquiátrico?
Es un evento claramente conflictivo que cada mujer afectada elabora posteriormente según su visión de la vida, su entorno familiar y social y sus propios recursos psicológicos, incluida su vulnerabilidad psiquiátrica. Le es difícil sustraerse a la realidad de los hechos, que tienen un impacto personal indudable.Pero no todos los estudios llegan a demostrar mayor probabilidad de trastornos psiquiátricos relacionados causalmente con el evento; en esos estudios suelen apoyarse quienes defienden las leyes “pro-choice”, que tienden a desvalorizar estudios científicamente muy sólidos que muestran una relación causal con trastornos psiquiátricos ulteriores.

¿Se cumple con el consentimiento informado? Esto es, ¿se proporciona información real a la mujer de estos riesgos, antes de practicar el aborto?

Me temo que no se hace, al menos en muchas instituciones de nuestro entorno. En algunos países se obliga a incluir en el consentimiento informado el aumento del riesgo de padecer depresión posteriormente.
Con ello el aborto, ¿es realmente un derecho de la mujer, o la mujer una víctima del aborto?
La actual ley española de Zapatero lo declara como derecho, pero ignora el derecho –reconocido por la Constitución española– de quien está por nacer. Las leyes influyen mucho en cómo la gente concibe la realidad. Sin embargo, la ley Zapatero no libra a las mujeres afectadas de esa experiencia traumática, en la que ellas son parte activa y parte pasiva. A mi modo de ver, mujeres y hombres son víctimas de esa y de otras consecuencias de trivializar la actividad sexual.


ha | Julie, de pro-choice a provida al ver la verdad en imágenes

0:10 | General | Escribe un comentario

El vídeo nos muestra la útil de no cerrar los ojos a la verdad, de presentar los hechos como ocurren y cómo es un aborto tal com se hace.La fuerza de la imagen. Gentileza de http://www.unmaskingchoice.ca