jump to navigation

web por la vida


23 Octubre 2012

ha | Abortar daña la salud reproductiva

11:29 | Derechoavivir.org, Ginecólogos por el Derecho a Vivir | Hay un 1 comentario

Un reciente estudio que analiza los partos de unas 300.000 mujeres en Finlandia encuentra una relación estadísticamente significativa entre los abortos provocados previos y problemas de abortos y prematuridad en embarazos posteriores. Más allá de los conocidos traumas psíquicos que generan satisfacer la decisión de eliminar un hijo antes de su parto, este estudio, publicado en la revista Human Reproduction, alerta sobre la repercusión negativa para el futuro reproductor de la mujer.

Según explica a El Mundo la primera autora del estudio, la especialista en Salud Pública del Instituto Nacional de la Salud y el Bienestar (THL), Reija Klemettí, estudios anteriores ya habían establecido que el riesgo de dar a luz niños con bajo peso (menos de 1.500 gramos al nacer) se incrementaba según aumentaba el número de abortos provocados.

“Nuestro trabajo confirma este hallazgo anterior y añade que también aumenta el riesgo de tener hijos muy prematuros (nacidos antes de las 28 semanas) y prematuros en general (antes de la semana 37), siempre después de tres o más aborto”. Tener un hijo prematuro implica importantes riesgos para su salud y es causa de muerte precoz y de graves enfermedades (infecciosas, respiratorias, oftalmológicas, metabólicas) que pueden generar secuelas a largo plazo. Es conocida también la relación entre la prematuridad y el desarrollo psicomotor habiendo estudios que han relacionado prematuridad y mal rendimiento escolar.

En efecto, desde hace tiempo es conocida la relación entre abortos provocados, la incompetencia cervical y la prematuridad; uno de los problemas del recién nacido que mayor morbilidad y coste social genera tanto a corto como a largo plazo, a pesar de los avances de la Medicina que consigue sacar adelante a niños cada vez más prematuros. Forzar el cérvix uterino para practicar un aborto intencionado puede suponer un debilitamiento progresivo de su resistencia natural para que el embarazo llegue a término y cuando son repetidos puede terminar por hacerlo incompetente para realizar su función, dando lugar a un aborto o a un parto pretérmino. En marzo de 2010 en la revista Central European Journal of Public Health el Dr F. Banhidy (18; 8-15, 2010) y sus colaboradores ya publicaban un estudio hecho en Hungría, titulado “Asociación entre la elevada tasa de partos prematuros y la incompetencia cervical en embarazadas”, en el que estudiaban a 38.000 nacidos en un estudio de casos y controles y cuya conclusión era: “La incompetencia cervical es muy frecuente en Hungría debido probablemente al número extremadamente alto de abortos provocados previos mediante el método de dilatación y legrado“.

El diario La Razón (31/VIII/2012), que también se hacía eco de la noticia, me preguntaba; ¿Tienen los abortos naturales los mismos efectos que los abortos voluntarios? a lo que les respondía: «El cuerpo de la mujer no sufre de la misma manera cuando se le provoca un aborto por petición suya y de manera violenta, que cuando la naturaleza, por la razón que sea, expulsa al feto». Esto, que es de suyo lógico, es lo que a algunos no les interesa entender o carecen de libertad para ver y por eso la periodista de El Mundo se esforzaba en recalcar que se trataba de un estudio observacional (no experimental), y “que no quedan establecidas las causas del fenómeno observado por los investigadores”. Aunque no exista una prueba formal sobre la causalidad la hipótesis se sostiene en sólidos argumentos epidemiológicamente contrastados.

El Mundo (30/VIII/12) preguntaba a la doctora finlandesa sobre la posibilidad de que su estudio fuera utilizado por los grupos provida y defensores de la ética médica y de la salud de la mujer (aunque la periodista los calificaba de prohibicionistas) como argumento contra el aborto, a lo que respondía: “Claro que puede ocurrir, pero si los resultados y el debate se estudian de forma adecuada no se puede concluir que hay que prohibir el provocado. Lo que me gustaría es que este trabajo no sirviera para eso, sino para mejorar la seguridad de los abortos que se practican, la educación sexual y el debate abierto sobre los pros y los contras de los abortos provocados”.

En realidad no es la ciencia, sino la ideología, la que a menudo se utiliza como base para el establecimiento de leyes que autorizan la destrucción de la vida humana. Esta doctora, en sus declaraciones, se muestra pro decisión abortiva, por tanto tampoco está siendo neutral sino abortista y va más allá haciendo una declaración en el terreno de lo político llegando a considerar que abortar forma parte de la normal sexualidad humana. Como dice Nicolás Jouve (Cívica, 21-VIII-2012), la ideología comienza donde termina la verdad. Pero lo que este estudio deja claro, incluso aunque no determine una relación de causalidad de manera experimental debido a que se trata de un estudio observacional, es que el aborto provocado no solo implica la muerte de un ser humano- para el que nunca ese procedimiento podrá ser seguro- y genera secuelas en la salud psíquica de la mujer, sino que daña su salud reproductiva y afectará a su futuro reproductor con secuelas para sus siguientes hijos.

Uno de los principios éticos de la medicina es el non nocere (no causar daño) o principio de no maleficencia. Luego desde un punto de vista médico existen evidencias científicas suficientes para erradicar el aborto intencionado como medida que mejoraría la salud sexual y reproductiva de la mujer y de sus futuros hijos

Estas evidencias científicas nos deberían llevar a entender que cuando en España se aprobó una ley denominada “de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo”, dejando al margen la naturaleza criminal de una ley que autoriza la matanza de seres humanos, lo que se aprobó fue una ley que se aprobó fue una ley contra la salud pública

Esteban Rodríguez Martín.
Presidente de la Comisión Deontológica de Ginecólogos DAV


22 Octubre 2012

ha | los Gobiernos deben promulgar leyes para proteger a los no nacidos con discapacidad

22:31 | Aborto, Ginecólogos por el Derecho a Vivir, eugenesia | Escribe un comentario

“Para que los avances tecnológicos no se sigan convirtiendo en técnicas que conducen a la discriminación y llevan a la Medicina a violar la dignidad humana, los Gobiernos deben promulgar leyes para proteger a los no nacidos con discapacidad”, advierte el Dr. Esteban Rodríguez desde Ginecólogos DAV.

REDACCIÓN HO / ACIPRENSA-  En un artículo remitido a ACI Prensa el 19 de octubre, el  Dr. Esteban Rodríguez, presidente de la Comisión Deontológica de la plataforma Ginecólogos por el Derecho a Vivir, señala que “con las nuevas tecnologías que permiten conocer la presencia de alteraciones cromosómicas de los hijos en gestación en la sangre de su madre a una edad muy temprana (10 semanas), será necesario que los gobiernos mundiales legislen para proteger la vida de las personas que podrían nacer con discapacidad genética”.

El Dr. Rodríguez indica como hace pocas semanas, “y en medio de una gran polémica, se aprobaba en Suiza un test no invasivo para la detección del Síndrome de Down en sangre materna. La empresa que lo comercializa, Life Codex, esgrimía que con ello se contribuirá a evitar unos 700 abortos al año derivados de las pruebas invasivas (amniocentesis y biopsias coriales)”.

Sin embargo las asociaciones de discapacitados alemanas mostraban su oposición por entender que con esta tecnología se contribuía a la discriminación por razones genéticas y a la eugenesia y presentaban denuncia en la Corte Europea de Derechos Humanos”, añade el portavoz de Ginecólogos DAV.

El médico alerta de que en aquellos países en que es legalmente permitida la eliminación pre-natal de niños con Síndrome de Down, su diagnóstico antes del parto lleva al aborto del 88 por ciento de ellos. En España, desde la instauración de la legalización del aborto eugenésico y de los cribados cromosómicos extendidos rutinariamente a toda la población, el nacimiento de los niños con Síndrome de Down se ha reducido en un 60 por ciento”, reveló.

El Síndrome de Down es “una alteración muy poco frecuente que solo afecta a 1 de cada 700 recién nacidos vivos frente a la que, sin embargo, existe toda una estrategia sanitaria encaminada a su persecución”. “Ahora en España, la empresa Labco Quality Diagnostics, comercializa un test similar, con la diferencia de que además del Síndrome de Down permitirá la delación de aquellos individuos que porten anomalías en los cromosomas 13 y 18”, señaló.

El Dr. Rodríguez advierte de que “con estas tecnologías los cribados de cromosomopatías se extenderán aún más, y aunque se puedan reducir algunos abortos yatrógenos (causados por el procedimiento médico) derivados de la amniocentesis, es previsible que aumenten los abortos eugenésicos si no se prohíbe la matanza de estos seres humanos”.

“Con estas tecnologías los individuos que presenten alteraciones cromosómicas serán delatados más precozmente y en mayor número. No obstante ante un resultado positivo siempre seguirá siendo necesario practicar una prueba invasiva que lo confirme y asumir sus consabidos riesgos para el paciente fetal”.

También se refiere Rodríguez a los estudios del Dr. Elard Koch, quien está desarrollando una terapia que podría minimizar las manifestaciones del Síndrome de Down, mejorando la calidad de vida de la persona. El Dr. Rodríguez indicó que con estos trabajos, “aunque nunca se curaría la cromosomopatía, de dar buenos resultados, sería posible durante el embarazo administrar un tratamiento que hiciera más leve la afección”. “A pesar de todo, esto sigue siendo una esperanza para el futuro. Hoy por hoy es sólo una línea de investigación y sólo para el Síndrome de Down, que no será curado aunque sí podría ser paliado”, señala.

Por ello, indica el médico, “para que los avances tecnológicos no se sigan convirtiendo en técnicas que conducen a la discriminación  y conduzcan a la Medicina a violar la dignidad humana es más necesario que nunca que la ley prohíba matar a las personas con Síndrome de Down”.


10 Octubre 2012

ha | Testimonio de Enma que pensaba en abortar…

13:58 | Derechoavivir.org | Escribe un comentario

Un testimonio de la labor que realizan las asociaciones y de las vidas rescatadas. En este caso Intereconomía recoge la alegría de Enma que recibió la ayuda de Pensando en abortar y del P. Custodio Ballester.